miércoles, 29 de junio de 2011

HDR con Photoshop "a mano".

Al que más y al que menos le gusta el acabado que la técnica del HDR aporta a las fotografías ya sea aplicada de un modo natural o más pictórico. En esta ocasión vamos a ver cómo podemos hacer un HDR "a mano" con Photoshop. Sencillamente uniendo por capas las tres fotografías que habremos tomado previamente con distintas exposiciones para capturar el máximo detalle posible de la escena que hayamos elegido. Vamos a ello:

La técnica del HDR ("High Dynamic Range", "Alto Rango Dinámico" en castellano) consiste en la fusión de 2, 3 o más imágenes aprovechando de cada una de ellas las zonas con mejor exposición para generar una imagen con el mayor rango luminoso abarcado posible. Vamos, detalle en las zonas de sombra y luz a un mismo tiempo, sin la necesidad de condenar dichas zonas a la sub o sobreexposición según elijamos la configuración de nuestra cámara.

Para este ejemplo he elegido tres fotografías que tomé hace tiempo, a pulso, con un bracketing u horquillado de -2 a +2.


Menciono que las he tomado a pulso porque antes de combinar las tres imágenes he necesitado alinearlas, no tengo mal pulso pero tampoco creo que me pudiera dedicar a la cirujía. Con las tres imágenes abiertas en un sólo archivo seleccionamos las tres capas (una por cada imagen) y con ellas seleccionadas vamos a "Edición>Alinear capas automáticamente" y seleccionamos la primera opción "Automática". El programa rotará y desplazará las imágenes para alinearlas de manera que nos quedarán pequeños bordes (el tamaño dependerá de cuanto de desalineadas estén las capas) vacíos. Tendremos que recortar esos bordes para que las tres capas cubran la mancha de imagen por completo y así evitar defectos en los márgenes de la imagen. Una vez alineadas pasamos a combinar las zonas que nos interesan de cada imagen. Como base utilizaremos la toma con exposición centrada:


Inmediatamente sobre ésta he ubicado la capa más expuesta. Aquí podéis ver una animación en la que se intercala la máscara de capa a través de la cual la he aplicado sobre la capa base y la visibilidad de ésta. Como mi intención era conseguir un HDR natural la opacidad de la capa es del 80% para evitar luces un tanto irreales:

Click en la imagen para ver a tamaño completo.

Y por último la capa con menor exposición, de la que sobre todo he obtenido textura en el cielo y que he reducido a un 20% de opacidad por el mismo motivo que la anterior, también con una animación para ver las zonas de aplicación de forma dinámica. Tanto la capa +2 como la -2 tienen el modo de fusión en "Normal", que solamente muestra la imagen, sin interactuar de ningún modo especial sobre las capas que se encuentren debajo, para que los colores se correspondan completamente:

Click en la imagen para ver a tamaño completo.

El resultado final, también mostrado con una animación para que se aprecie mejor el cambio en las zonas tratadas, es el siguiente:


Puede parecer demasiado sutil pero esta imagen con un mayor rango dinámico posibilita un retoque de más calidad ya que no depreciaremos determinadas zonas por un "exceso" de procesado. Con esta imagen como base he realizado la siguiente que podéis ver en mi galería haciendo click sobre ella:


Y esto es todo. Esta técnica se puede utilizar en muchos tipos de fotografía para sacar detalle de zonas que a priori no lo tendrían o lo tendrían muy mitigado. Ahora está en vuestras manos ir probando y practicar para dar a vuestras fotos un pequeño (o gran. eso va en gustos) toque HDR. Nos vemos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada